Poniendo orden en el cajón de sastre de las tortugas terrestres del género Testudo

Algunes de les closques no estudiades fins ara de T. catalaunica

El investigador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont, Àngel H. Luján, realiza un exhaustivo análisis de los restos publicadas y otras no descritas hasta ahora de la especie de tortuga terrestre del Mioceno Testudo catalaunica encontradas en la cuenca del Vallès-Penedès. El artículo, publicado en la revista Zoological Journal of the Linnean Society, también corrige la posición taxonómica de varias especies fósiles de este género, la taxonomía y la sistemática del cual han sido bastante controvertidas entre la comunidad científica desde el siglo pasado.

El género Testudo tiene una compleja historia taxonómica que se inicia en 1758 cuando Carl Linneo -zoólogo sueco considerado el padre de la taxonomía moderna- agrupa bajo este nombre todas las tortugas conocidas hasta ese momento. Más adelante, este género quedó restringido a las tortugas terrestres y, posteriormente, a cinco especies actuales que principalmente habitan alrededor del Mediterráneo: Testudo graeca, Testudo kleinmanni, Testudo marginata, Testudo hermanni y Testudo horsfieldii. Se trata de tortugas herbívoras de talla pequeña (de entre 7 y 35 centímetros de longitud), algunas de las cuales se encuentran en peligro de extinción.

Mientras hay consenso entre los científicos sobre la clasificación de las especies actuales, la situación con las especies fósiles es bastante distinta, donde la diferente interpretación de los restos encontrados provocó durante el siglo pasado la creación de nuevos géneros, algunos de los cuales posteriormente han sido interpretados como subgéneros de Testudo. Al mismo tiempo, la aplicación de análisis moleculares para reconstruir el linaje ha aportado nueva información que hasta ahora no era coherente con las evidencias que proporcionaba el registro fósil, añadiendo complejidad al panorama.

El artículo publicado hoy por Àngel H. Luján, intenta poner luz a esta situación a partir de la revisión taxonómica de Testudo catalaunica, una especie descrita por el paleontólogo catalán José Ramón Bataller en 1926 a partir de unos restos encontrados en Sant Quirze. "Testudo catalaunica es una especie muy abundante y que encontramos en la gran mayoría de yacimientos de la cuenca del Vallès-Penedès durante el Mioceno medio y superior. Además de los restos de Sant Quirze, la encontramos en los yacimientos de Castell de Barberà y varias localidades de Els Hostalets de Pierola", explica Luján. "El tamaño promedio del caparazón de los adultos de esta especie es de unos 25 centímetros y tiene una forma ligeramente elíptica", comenta el investigador. En este nuevo artículo se han incluido restos analizados anteriormente pero también material nuevo de varios yacimientos que nunca había sido estudiado.

"Uno de los aspectos más relevantes de este artículo es que por primera vez hemos establecido criterios para la correcta clasificación de los individuos de esta especie", explica Luján. T. catalaunica se diferencia de otras especies del mismo género por la forma de la primera placa neural -una de las placas que conforman el caparazón de la tortuga- y la forma trapezoidal del lóbulo anterior de la plastrón- entre otras características diferenciales. Estos nuevos criterios han permitido incluir la subespecie Testudo catalaunica irregularis dentro de Testudo catalaunica, ya que las diferencias observadas entran dentro de la variabilidad de la propia especie.

Reconstrucció de la closca de T. catalaunica basada en els diferents especímens estudiats a l'articleReconstrucción del caparazón de T. catalaunica basada en los especímenes estudiados en el artículo (A.H. Luján /ICP)

Al mismo tiempo, los nuevos criterios diagnósticos permiten rechazar que T. catalaunica sea asignada al género Paleotestudo, contrariamente a lo que algunos autores habían propuesto recientemente. "Este trabajo demuestra la importancia de tener en cuenta la variabilidad morfológica, la ontogenia y el dimorfismo sexual a la hora de describir nuevas especies", concluye el investigador. El análisis cladístico que ha permitido llegar a estas conclusiones ha incluido no sólo aspectos relativos al caparazón -el resto que habitualmente se encuentra en el registro fósil debido a su dureza- sino también el cráneo y otras partes del esqueleto.

+ info: Luján, À.H., Delfino, M., Robles, J.M. & Alba, D.M. (In press). The Miocene tortoise Testudo catalaunica Bataller, 1926 and a revised phylogeny of extinct species of genus Testudo (Testudines: Testudinidae). Zoological Journal of the Linnean Society. DOI: 10.1111/zoj.12414

Noticias relacionadas:

 

Last modified on Jueves, 14 Abril 2016 12:09
Rate this item
(0 votes)

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Guardons:

Excellence in research

Amb el suport de:

logo icrea    logo ue

Membres de:

logo cerca b