¿Qué comían los armadillos del pasado?

Armadillo actual (Dasypus novemcinctus) Armadillo actual (Dasypus novemcinctus) http://www.birdphotos.com

Un estudio publicado recientemente en la revista PLOS ONE liderado por investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) ha reconstruido la dieta de tres especies de armadillos fósiles mediante un método conocido como Análisis de Elementos Finitos. El estudio confirma una dieta carnívora para M. outesi i herbívora (ausente en las espècies actuales) en V. maxima.

 

A diferencia de otros grupos de animales, los armadillos son homodontes (tienen todos los dientes iguales) por lo que su dentición no es informativa para deducir su alimentación. En el estudio, los investigadores han comparado las mandíbulas de distintas especies de armadillos actuales con las de especies extinguidas. En total, se han analizado las mandíbulas de once especies de armadillos actuales (Dasypus, Tolypeutes, Chlamyphorus o Euphractus, entre otros géneros) y tres especies extinguidas (Vassalia maxima, Macroeuphractus outesi y Eutatus seguini).

A partir de los datos disponibles de su alimentación y, especialmente, a través del estudio de los contenidos estomacales, los investigadores clasificaron las especies de armadillo actuales en tres grupos: insectívoros especializados, insectívoros generalistas y omnívoros-carnívoros. Posteriormente, identificaron las tensiones que aparecían en diez puntos situados a lo largo de la mandíbula (desde la parte delantera de los dientes hasta cerca de la unión con el cráneo), especialmente durante la masticación y las asociaron con su dieta.

El análisis revela que existe una clara distinción entre los armadillos insectívoros actuales y las especies omnívoras-carnívoras. Así, los maxilares de los armadillos insectívoros son más frágiles y más sensibles a las tensiones que las de las especies omnívoras, que poseen mandíbulas más robustas y con mayor resistencia. La causa es que los omnívoros incluyen en su dieta alimentos más difíciles de masticar que los insectos, como plantas y raíces.

Este aproximación, conocida como Análisis de Elementos Finitos, también ha permitido hacer predicciones sobre la alimentación de las especies fósiles. Así, Vassalia maxima presenta una mandíbula muy robusta, especialmente en la parte posterior, lo que se asocia con una dieta herbívora, ausente en los armadillos actuales. Estudios previos sobre esta especie también apuntan en ese sentido. Macroeuphractus outesi, en cambio, la parte más resistente es la zona delantera de la mandíbula, lo que se asocia con una alimentación carnívora, congruente también con estudios anterior. Por último Eutatus seguini presenta rasgos intermedios entre las otras dos especies, con la parte delantera del maxilar parecida a la de Macroeuphractus outesi y la zona posterior similar a la de Vassalia maxima.

Tensiones observadas en les mandíbulas de les especies extintas mediante el método de análisis de elementos finitos

Por otra parte el estudio ha ofrecido un descubrimiento inesperado sobre el armadillo actual Dasypus kappleri. Esta especie, conocida como armadillo de nariz grande, es un insectívoro generalista de la cuenca del Amazonas que se alimenta principalmente de artrópodos y otros tipos de invertebrados. Sin embargo su mandíbula ha resultado ser más robusta de lo esperado para un insectívoro. Los investigadores recalcan la necesidad de realizar estudios más detallados de la alimentación del armadillo de nariz grande, así como del resto de armadillos actuales.

Els estudio ha sido liderado por los investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), Sílvia Serrano-Fochs, Soledad De Esteban-Trivigno, Jordi Marcé-Nogué i Josep Fortuny, así como investigadores de Universitat Politècnica de Catalunya y la Universidad de la República de Uruguay y pone de manifiesto que el método de analisis de elementos finitos es una herramienta muy útil para conocer mejor la biología tanto de especies fósiles como de las actuales.

Los armadillos pertenecen al los cingulados, un orden de mamíferos de Suramérica que se caracteriza, entre otros rasgos, por poseer un caparazón óseo que lo protege. Dentro de los cingulados se encuentran las 21 especies actuales de armadillos, un grupo extinto de armadillos gigantes llamados pampatéridos, y los gliptodontes, unos grandes animales acorazados que llegaban a las dos toneladas de peso. Tanto los pampatéridos como los gliptodontes se extinguieron a finales del Pleistoceno, hace unos 10.000 años. A su vez los cingulados pertenecen al grupo de los xenartros, que incluye a osos hormigueros y perezosos, además de los armadillos.

(Texto de David Hernández Gómez)

+info: Serrano-Fochs S, De Esteban-Trivigno S, Marcé-Nogué J, Fortuny J, Fariña RA (2015) Finite Element Analysis of the Cingulata Jaw: An Ecomorphological Approach to Armadillo’s Diets. PLoS ONE 10(4): e0120653. doi:10.1371/journal.pone.0120653

Last modified on Viernes, 09 Octubre 2015 09:39
Rate this item
(0 votes)

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Guardons:

Excellence in research

Amb el suport de:

logo icrea    logo ue

Membres de:

logo cerca b