Un article publicat a la revista Cretaceous Research descriu en el jaciment de Els Nerets (Tremp, Pallars Jussà) les restes més antigues d’Europa d’un dinosaure lambeosaurí. L’estudi compta amb la participació d’investigadors de l’Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont i el Museu de la Conca Dellà i revela que aquest curiós grup d’hadrosaures va arribar a Europa provinent d’Àsia uns 275.000 anys abans del que es creia. La seva irrupció al continent europeu va suposar importants canvis en els ecosistemes del Cretaci europeu.

Un artículo publicado en la revista Paleobiology analiza cuantitativamente la variabilidad morfológica en este grupo de dinosaurios, uno de los más exitosos del Mesozoico desde el punto de vista evolutivo. El estudio revela que, aunque la dentición cambió muy poco de los orígenes del grupo, sus crestas, que tenían una función comunicativa, evolucionaron varias veces dando lugar a una variedad espectacular de formas. 

Un article publicat a la revista Paleobiology analitza quantitativament la variabilitat morfològica en aquest grup de dinosaures, un dels més exitosos del Mesozoic des del punt de vista evolutiu. L’estudi revela que mentre que la dentició va canviar molt poc des dels orígens del grup, les seves crestes, que tenien una funció comunicativa, van evolucionar diverses vegades donant lloc a una espectacular varietat de formes. 

El jaciment de Basturs Poble (Pallars Jussà, Lleida) s’ha revelat com el més important d’Europa de dinosaures hadrosaures. Ha proporcionat més d’un miler de fòssils que probablement pertanyen a una única espècie. Ara, la revista PLOS ONE publica l’estudi més complet dels fòssils recuperats en aquest jaciment i revela la presència de molts individus juvenils. Paleontòlegs de l’Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) i el Museu de la Conca Dellà (MCD) han dut a terme la investigació.

Reconstrucció de Canardia garonnensis (Emiliano Troco)

Investigadores del Bayerische Staatssammlung für Paläontologie und Geologie, del ICP y del Museu de la Conca Dellà describen en un artículo publicado esta semana en la revista PLOS ONE, una nueva especie de hadrosaurio que vivió en la zona de los actuales prepirineos franceses hace entre 68 y 66 millones de años. Algunos restos de esta especie encontradas en Larcan corresponderían a uno de los últimos dinosaurios europeos, ya que se han encontrado bajo una capa con alto contenido de iridio, considerado como una evidencia del impacto del meteorito que causó su extinción.

Los restos que se han encontrado de esta nueva especie provienen de dos yacimientos diferentes. Los más antiguos fueron descubiertos cerca del pueblo de Tricoutè, a 65 km de Toulouse (sur de Francia), donde vivió hace entre 68 y 67 millones de años, mientras que los huesos encontrados en Larcan son más recientes y datan de hace unos 66 millones de años. Estos dos huesos corresponden a uno de los últimos dinosaurios europeos conocidos, ya que se considera que estos animales se extinguió de la Tierra hace 66 millones de años y se han encontrado bajo una capa de iridio, lo que se considera una evidencia de el impacto del meteorito sobre la Tierra que habría provocado su desaparición.

 

Maxil·lar dret de l'holotip de Canardia garonnensis

Canardia garonnensis, la nueva especie descrita en la revista PLOS ONE por el investigador Albert Prieto-Márquez, delBayerische Staatssammlung für Paläontologie und Geologie (en Munich), Fabio M. Dalla Vecchia y Angel Galobart (ICP) y Rodrigo Gaete (del Museo de la Conca Dellà), pertenecía al grupo de los hadrosaurios, dinosaurios vegetarianos también conocidos como dinosaurios "pico de pato" porque presentaban un morro aplanado como el pico de los patos actuales . El nombre con el que ha sido bautizada esta especie deriva de la palabra "canard" (pato, en francés), mientras que "garonnensis" hace referencia al departamento del Alto Garona donde fue encontrado.

Diversos ossos del crani de Canardia garonnensis

Esta nueva especie se considera un miembro primitivo de los lambeosaurinos, un grupo caracterizado por la presencia crestas óseas en la parte superior del cráneo, la función se hipotetiza que sería una especie de caja de resonancia para permitir la comunicación entre los animales de la misma especie. Canard garonnensis habría sido emparentado estrechamente con la especie Aralosaurus tuberiferus descubierta en Kazajstán.

Los fósiles de Canardia corresponderían a un animal de tamaño relativamente pequeño dentro de los dinosaurios, lo que puede explicarse por la condición de insularidad en el que vivió esta especie. Hace 67 millones de años, Francia y buena parte de la Península Ibérica eran parte de una gran isla que formaba parte del Archipiélago Europeo. Los animales de grandes dimensiones que viven en islas tienden a presentar unas dimensiones inferiores que sus parientes continentales, en un fenómeno que es conocido como enanismo insular.

Los antepasados ​​de Canardia habrían llegado a Europa desde Asia hace unos 70 millones de años.

+ info: Prieto-Márquez A, Dalla Vecchia FM, Gaete R, Galobart À (2013) Diversity, Relationships, and Biogeography of the Lambeosaurine Dinosaurs from the European Archipelago, with Description of the New Aralosaurin Canardia garonnensis. PLoS ONE 8(7): e69835. doi:10.1371/journal.pone.0069835

 

Icnita d'hadrosaure a la Formació de Tremp

Bernat Vila, investigador de la Universidad de Zaragoza y colaborador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), describe en un artículo publicado esta semana en la revista PLOS ONE las huellas de dinosaurios más modernas de Europa. Se trata de casi 30 restos distribuidos por la formación de Tremp y que corresponden a varios grupos de dinosaurios que vivieron en esa zona hace unos 65 millones de años, poco antes de la extinción masiva en la que desaparecerían estos animales de la superficie de la Tierra.

Con la excepción de las zonas cercanas al impacto del meteorito que, según la hipótesis más aceptada por la comunidad científica provocó su extinción, se sabe muy poco de los últimos dinosaurios que existieron en otras zonas del planeta. La formación de Tremp (una estructura geológica que aflora entre los Pirineos catalanes y aragoneses) conserva los restos más importantes de icnitas (huellas fósiles) del Cretácico en Europa y su presencia confirma que varios grupos de dinosaurios vivieron en el Pirineo hasta poco antes de su extinción.

 

Bernat Vila (a la dreta) i altres investigadors estudiant icnites de la formació de Tremp

El investigador Bernat Vila, del Grupo Aragosaurus - IUCA (Universidad de Zaragoza) y colaborador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), así como investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona y del Museo de Conca Dellà, han participado en esta investigación publicada esta semana en la revista PLOS ONE en la quese describen 28 nuevos rastros de huellas que corresponden mayoritariamente a de hadrosaurios ornitópodos y, en menor cantidad, a titanosaurios y saurópodos en varios yacimientos de Cataluña y Aragón.

Los estudios realizados durante más de diez años en los afloramientos donde se encuentra el límite Cretácico - Terciario (el periodo geológico en el que se produjo la extinción masiva de especies) han permitido descubrir que estas huellas de hadrosaurios son abundantes en las areniscas formadas en los canales de los ríos que hace 65 millones de años había en la zona, y que desaparecen del registro fósil de forma abrupta.

Las icnitas o huellas fósiles se consideran una evidencia de vida, es decir, sólo las puede formar un organismo vivo desplazándose en el momento en que se estaba formando la roca. A diferencia de los huesos fósiles, que pueden ser transportados y depositados en rocas más modernas, las huellas se produjeron en el momento en el que vivían los dinosaurios. Estas icnitas son los restos más modernos de dinosaurios en Europa.

 

Reconstrucció de Pararhabdodon isonensis (Oscar Sanisidro)

Los hadrosaurios ornitópodos son un grupo de dinosaurios herbívoros también conocidos como dinosaurios "pico de pato" porque presentaban un hocico aplanado como el pico de los patos actuales. Las huellas de este grupo identificadas en la formación de Tremp son morfológicamente similares a las que se encuentran en Norteamérica y Asia, aunque más pequeñas, y son atribuibles al género de huellas fósiles Hadrosauropodus.

Es muy difícil asociar las icnitas a un determinado género o especie, ya que es poco frecuente encontrar huesos junto a las icnitas. En esta misma formación geológica se han encontrado restos de Pararhabdodon isonensis (en Isona) yArenysaurus (en Arén, Huesca) y que podrían ser buenos candidatos a haber dejado sus huellas en el barro.

+ info: Vila B, Oms O, Fondevilla V, Gaete R, Galobart À, et al. (2013) The Latest Succession of Dinosaur Tracksites in Europe: Hadrosaur Ichnology, Track Production and Palaeoenvironments. PLoS ONE 8(9): e72579. doi:10.1371/journal.pone.0072579

 

 

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Guardons:

Excellence in research

Amb el suport de:

logo icrea    logo ue

Membres de:

logo cerca b