fbpx

© Christopher M. Smith

Un article publicado en Science por personal investigador del American Museum of Natural History (AMNH), el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y del NYIT College of Osteopathic Medicine revela que muchos postulados actuales sobre la evolución humana no son compatibles con las evidencias que proporciona el registro fósil.

 Recreación del aspecto en vida del ciervo almizclero del Mioceno Micromeryx.  (Por cortesía de Israel M. Sánchez / Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont)

Los cambios en la dieta del rumiante Micromeryx, un ciervo almizclero extinto que habitó en las mismas zonas que los hominoideos y los pliopitecoideos durante el Mioceno, ha revelado que estos primates extintos ocuparon hábitats distintos en Cataluña como consecuencia de sus distintas preferencias alimentarias y tipo de locomoción. Los cambios en la vegetación provocados por un aumento de la aridez explican por qué estos dos grupos nunca cohabitaron. El estudio llevado a cabo por personal investigador de la Universidad de Zaragoza, el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont y la Universidad Complutense de Madrid se ha publicado en BMC Biology.

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Awards:

Excellence in research

With the support of:

logo icrea    logo ue

CERCA Center:

logo cerca b

xnxxarabsex

sexe libre

sexsaoy

sexjk

russian sex

afdalsex