El Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont está instalando en la planta baja del museo en Sabadell un aparato de tomografía computarizada único en el Estado, que permitirá ver el interior y los detalles de fósiles de medidas superiores a un metro de longitud y hasta 500 kg de masa. El aparato, diseñado y construido a medida con la colaboración de la Universidad de Santiago de Compostela y el Centro Tecnológico Aimen. La construcción de esta instalación científica ha sido posible gracias a un programa operativo FEDER de Cataluña 2007-2013.

 

Hace un par de semanas llegaron el detector, la columna de apoyo y la mesa de control, y pocos días después el tubo de rayos X. Ahora el equipo de paleontología virtual del ICP y los técnicos de Aimen trabajan para poner en marcha este aparato de tomografía computarizada (TC) industrial, que permitirá estudiar fósiles desde unos pocos centímetros hasta tamaños superiores al metro de longitud . Una vez en funcionamiento, el TC del ICP será el más polivalente del Estado, y entre los pocos de Europa que permite estudiar fósiles de gran tamaño. La resolución con la que permitirá ver fósiles de tamaño medio y grande es de las mejores del continente.

 

Taula de control del TC de l'ICP

Hasta ahora, los paleontólogos del ICP escaneaban los fósiles en equipamientos de tomografía de hospitales, como es el caso del Hospital Mutua de Terrassa, o en equipamientos de otras instituciones. Gracias a esta nueva instalación científica, el ICP podrá escanear los fósiles en el Museo del ICP, y podrá dar servicio también a paleontólogos de toda Europa. La construcción de este aparato ha supuesto una inversión de casi 500.000 Euros, que ha sido posible gracias a un programa operativo FEDER de Cataluña 2007-2013, en cofinanciación de la Generalitat de Catalunya y fondos europeos.

La fuente de rayos X del TC del ICP tiene una energía de hasta 450 kV (kilo Voltios) y una intensidad máxima de 3,3 mA (mili Ampere). En el caso de los TAC médicos, los aparatos suelen tener una energía máxima de unos 140 kV, a pesar de que operan habitualmente con una energía entre los 60 y 80 kV. Además, en un TAC médico la exposición del paciente a la radiación es de pocos segundos, mientras que el escaneo de un fósil puede durar algunas horas.

 

Part del detector del TC de l'ICP

El TC del ICP, que está sometido al control del Consejo de Seguridad Nuclear del Estado y del Servicio de Coordinación de Actividades Radiactivas de la Generalitat, se prevé que entre en funcionamiento durante el otoño, momento en que será presentado en sociedad y a los diferentes colectivos que se podrían convertirse en usuarios.

 

 

Los próximos 14 y 15 de marzo, el Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont recibirá la visita del Consejo Científico Asesor del centro, un comité formado por investigadores reconocidos internacionalmente en áreas relacionadas con la paleontología. Aprovechando la visita del Consejo, el profesor Brian Mc Nab, especialista en ecología fisiológica impartirá una conferencia el día 13 de marzo en la Facultad de Ciencias de la UAB.

  Durante dos días, los investigadores que forman parte del Consejo visitarán las nuevas instalaciones del ICP, el aparato de tomografía computerizada que se ha instalado en la sede del Instituto en Sabadell y las nuevas colecciones de fósiles. La función de este Consejo es el de orientar la investigación que se lleva a cabo en el Instituto y establecer futuras líneas de colaboración.

 

El Consejo Científico Asesor que visitará el ICP está formado por:

Michel Brunet. Profesor de paleontología de vertebrados en el Collège de France y Chairde Paleontología Humana. En 2001 anunció el hallazgo de Toumaï en el desierto de Djurab, en Chad. Se trata de un cráneo, una mandíbula y varios dientes de hace 7 millones de años y que han sido atribuidos a la especie de homínido más antigua conocida,Sahelanthropus tchadensis, cronológicamente cercano a la separación de los linajes humanos y los chimpancés de un tronco común.
Jorge Morales. Profesor de investigación del CSIC en el Museo de Ciencias Naturales de Madrid especializado en Paleobiología. Su campo de investigación se centra en el estudio de los mamíferos del Cenozoico. Es el director del Cerro de los Batallones, un yacimiento paleontológico que presenta una gran diversidad de especies y de donde han salido restos bien conservados de mamíferos carnívoros del Mioceno superior como ejemplares de dos especies de tigre de dientes de sable.
Lorenzo Rook. Catedrático del Departamento de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Florencia. Su investigación se centra en el análisis y estudios de la morfología funcional y la reconstrucción de la historia evolutiva de carnívoros y primates. Ha excavado yacimientos del Neógeno y Cuaternario en Italia, próximo Oriente, África y Sudamérica.
José Luís Sánz. Catedrático de Paleontología de la Universidad Autónoma de Madrid. Ha sido director del proyecto de excavación de Las Hoyas (en Cuenca). Su interés científico se centra en el estudio de dinosaurios y aves fósiles del Cretácico, tema sobre el que ha dirigido diferentes proyectos de investigación. Ha publicado varias obras de divulgación entre las que destacan Pequeña historia de los dinosaurios (2012), Dinosaurios. Señores del pasado (2000), Los dinosaurios voladores. Historia evolutiva de las aves primitivas(1999) o Mitología de los dinosaurios (1999).
David Pilbeam. Es profesor de Evolución Humana de la cátedra Henry Ford II en el Center for the Environment en la Universidad de Harvard. Su área de investigación se centra en el análisis de los cambios faunísticos y su relación con los cambios ambientales, la biología evolutiva del desarrollo (especialmente en el desarrollo y evolución del esqueleto axial antropoide), la reconstrucción del comportamiento y las relaciones filogenéticas de los simios del Mioceno.
Brian K McNab. Profesor en zoología y especialista en ecología fisiológica en la Universidad de Florida. La ecología fisiológica es una disciplina híbrida entre las ciencias biológicas que integra la fisiología y el comportamiento de los organismos con las condiciones físicas y químicas de su entorno. Su investigación se ha centrado especialmente en la evolución de la endotermia en mamíferos tropicales y aves.

 

Conferencia en la Universitat Autònoma de Brian McNab

 

Aprovechando la visita del Comité, el día 13 de Marzo el profesor McNab impartirá una conferencia en la Universidad con el título "Less is more: The economics as the basis of island life", donde hablará de los mecanismos que presentan mamíferos y aves para minimizar el gasto energético, un recurso limitado particularmente en islas. McNab presenta el gasto energético como un elemento unificador clave para el estudio de las especies, ya que se asocia a la morfología, la fisiología, la ecología y el comportamiento de los individuos.

Recientemente Brian McNab ha publicado el libro "Extreme Measures: The Ecological Energéticos of Birds and Mammals", donde uno de los temas centrales es cómo las necesidades energéticas de aves y mamíferos se ven alteradas por los rápidos cambios ambientales y cómo este hecho está acelerando el ritmo de extinción de especies.

 

Conferencia: “Less is more: The economics as the basis of island life”

A cargo de Brian k McNab, Profesor de la Universidad de Florida

Miércoles, 13 de marzo. 12:00

Sala de Graus II (C5/1068), Facultad de Ciencias de la UAB

 

La Mandíbula de Banyoles en la plataforma del TC. ICP.

El ICP ha inaugurado el nuevo aparato de tomografía computarizada (TC) con un fóssil emblemático: la mandíbula de Banyoles. Han hecho falta cuatro horas para obtener imágenes de alta resolución que permitirán generar un modelo en tres dimensiones del interior y exterior de la mandíbula y que contribuirán a conocerlo mejor y a responder algunas incógnitas que todavía planean sobre este fósil, por ejemplo, la especie a la que pertenece.

La mandíbula de Banyoles ha sido introducida en el aparato de tomografía computarizada (TC) del ICP a las 12 de la mañana con el objetivo de someterla a una potente fuente de rayos-X que permitan revelar detalles nunca observadosde su interior. Este fósil emblemático ha sido elegido para inaugurar este equipamiento científico de última generación.

En la rueda de prensa posterior, Enric Menéndez, gerente del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont, ha destacado "la importancia de poder inaugurar equipamientos científicos de alto valor añadido en el contexto económico actual". El TC ha costado unos 500.000 euros y ha sido posible gracias a un programa operativo FEDER de Cataluña 2007-2013, en cofinanciación de la Generalitat de Catalunya y la Unión Europea.

 

Roda de premsa de presentació de l'aparell de TC. ICP.

El nuevo aparato industrial de tomografía computarizada reúne unas características técnicas que lo hacen único en todo el Estado y permitirá a los investigadores del ICP y de otros centros de investigación analizar el interior de fósiles de grandes dimensiones con una resolución muy superior a la que se obtiene con los TACs médicos a los que tenían que recorrer los paleontólogos hasta ahora.

La fuente de rayos X del TC del ICP tiene una energía de hasta 450 kV (kilo Voltios) y una intensidad máxima de 3,5 mA (mili Amperios), que se ajusta en función de la muestra analizada. En el caso de la mandíbula de Banyoles se ha aplicado una energía de 200 kV, muy superior a los 60 -80 kV en los que habitualmente trabajan los TACs médicos.

Josep Fortuny, Coordinador del Grupo de Paleontología Virtual del ICP ha explicado que el aparato de tomografía computarizada del ICP "puede aceptar muestras de hasta 500 kilos de peso y de un metro de largo y de ancho y de cualquier tipo de material ", lo que lo hace interesante no sólo para la investigación científica sino también para algunos sectores de la empresa privada.

Julià Maroto, profesor de Prehistoria de la Universidad de Girona y uno de los investigadores que más ha trabajado en este fósil confía en que la información obtenida con el TC permita "conocer mejor la mandíbula y que esta información pueda ser utilizada en el caso de que se decida restaurarla ".

La técnica de la tomografía computarizada a menudo es usada en paleontología para estudiar el interior de los fósiles. Los rayos X se hacen pasar por la muestra y sufren una atenuación diferencial en función de la densidad, el espesor y la composición de la muestra, que se visualiza en las zonas más claras y más oscuras.

Un fossil con preguntas abiertas

La Mandíbula de Banyoles fue descubierta en 1887 por el farmacéutico de Banyoles Pere Alsius, que lo extrajo de un bloque de travertino cortado en una cantera cercana a Mata e hizo los primeros estudios. Aunque es un fósil que ha sido muy estudiado, aunque hay algunas incógnitas que no se han podido responder, como su antigüedad. Algunos métodos de datación le atribuyen unos 45.000 años, mientras que otros cálculos apuntan unos 66.000 años.

 

Primer pla de la Mandíbula de Banyoles. ICP.

Una pregunta no resuelta de forma concluyente es a qué especie perteneció la mandíbula. La ausencia de mentón hace pensar que podría corresponder a un neandertal, aunque otras características (la ausencia de espacio retromolar, la posición avanzada del agujero mentoniano o el diámetro ancho entre los dos caninos) lo alejan de esta hipótesis y apuntan a un Homo sapiens. El deseo de los investigadores es que gracias a las imágenes del TC se pueda asignar a una especie de forma definitiva.

Noticias relacionadas:

- El nuevo equipamiento de tomografía computarizada ya está en el ICP

 

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Guardons:

Excellence in research

Amb el suport de:

logo icrea    logo ue

Membres de:

logo cerca b