fbpx

Fotograma de la sèrie CSI Dinosaurios

El próximo 2 de Febrero se estrena en España 'CSI Dinosaurios' de National Geographic que cuenta con la colaboración del departamento del Área de Investigación del Mesozoico del Instituto Catalán de Paleontología. La primera serie sobre dinosaurios se podrá seguir en todo el mundo a través de este canal internacional. En nuestro país las emisiones de la serie se pueden ver en Digital +, y las plataformas de ONO e Imagenio.

 

Concretamente uno de los seis capítulos grabados trasladó al equipo de la Universidad de Manchester, dirigidos por el paleontólogo Phil Manning hasta los yacimientos de Fumanya (Berguedà). 'Walking like a dinosaur' (Caminar como un Dinosaurio) es el capítulo donde los investigadores Bernat Vila y Àngel Galobart del ICP participan en esta serie con el objetivo de cuestionar los conocimientos existentes y plantear nuevos interrogantes sobre estos magníficos animales. 

La producción inglesa ha contado con métodos y tecnologías muy avanzadas que han permitido a Manning contactar con especialistas de la medicina, la ingeniería, etc, para entender el dominio de los dinosaurios. En el caso de Fumanya se utilizó un método de escáner con el que se pudo crear un mapa en 3D del terreno con más de 3000 huellas.

 

La riqueza en icnitas en Fumanya ha hecho que este yacimiento sea uno de los más importantes en el estudio de de la locomoción de los dinosaurios.


Desde 2005 el ICP y Phil Manning, de la Universidad de Manchester, colaboran en diferentes proyectos de escaneo de icnitas tanto en Cataluña, como en otros yacimientos de España y Portugal. El rodaje en el yacimiento de la comarca del Berguedà tuvo lugar a mediados del 2009. El equipo de la Universidad de Manchester viajó por todo el mundo para encontrar respuestas y, posteriormente, sacar nuevas conclusiones sobre la vida que los dinosaurios en la Tierra. De esta manera nos descubre un dinosaurio con plumas proveniente de China, el cerebro de estos grandes animales, o como se curaban los huesos rotos. 

La investigación en dinosaurios en el ICP


El estudio de las huellas es una pequeña parte de la investigación que se hace en el Área del Mesozoico. La investigación sobre huesos y huevos de la colección del ICP y de los yacimientos catalanes permiten obtener una visión muy precisa de cómo eran estos animales y del territorio que pisaban. El resultado de esta investigación es posible gracias a la colaboración con otras entidades como la Universidad Autónoma de Barcelona, el Consorcio Ruta Minera y el Servicio de Arqueología y Paleontología del Departamento de Cultura de la Generalidad de Cataluña. 

Los yacimientos de Fumanya, situados en los términos municipales de Fígols y Vallcebre, fueron declarados Bien Cultural de Interés Nacional en 2005. El conjunto paleontológico incluye las antiguas explotaciones de carbón a cielo abierto de Fumanya Sur, Mina Esquirol, Fumanya Norte, Tumi. 

Este conjunto de yacimientos tiene una extensión de más de 38.000m2, donde se han identificado más de 3.000 huellas de dinosaurio, y huevos y huesos de dinosaurio. Por esta razón, actualmente se le considera como uno de los yacimientos más importantes de Europa con restos fósiles de dinosaurios del Cretácico Superior. 

+ Info sobre las emisiones http://www.plus.es/guiatv/fichaemision_cache.html?grepi=P&id=952096&tipo=E&chks=0

 

 

Imatge d'un jaciment de lignit a Vallcebre.

El carbón, como el petróleo o el gas, es un combustible fósil. ¿Pero de qué tipo de fósiles estamos hablando? Un estudio paleontológico realizado en las antiguas minas de cielo abierto de Fígols y Vallcebre (Barcelona) ayuda a comprender mejor cómo se formó el carbón en la comarca del Berguedà hace entre 68 y 70 millones de años.

 

 En el trabajo que se ha publicado hace pocos días en la edición digital de la revista Geologica Acta, un equipo de investigadores de la Universidad de Barcelona (UB), el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont (ICP), la Universidad de Lyon y el Instituto de Geociencias (CSIC-UCM), recogen nuevas evidencias geológicas y paleontológicas que permiten explicar el origen de los yacimientos de lignito del Berguedà a partir de la acumulación de restos vegetales transportados por flotación y depositados en un sistema de humedales costeros. El carbón ha sido uno de los motores económicos de esta comarca durante décadas.

 

 

Restes fòssils de la conífera arbustiva Frenelopsis.

En las minas de cielo abierto de Fígols y Vallcebre se pueden observar numerosas capas de carbón, de menos de 1,5 metros de espesor y más de un kilómetro de continuidad lateral, intercaladas con calizas y margas orgánicas. En la base de la primera capa de carbón, que cubría las paredes con huellas de dinosaurios titanosaurio de Fumanya, se pueden identificar los restos fósiles de las plantas que mayoritariamente contribuyeron a su formación. Se trata de grandes acumulaciones de ramas de un tipo de conífera arbustiva extinta llamada Frenelopsis y de decenas de hojas y troncos de una palmera primitiva llamada Sabalites longirhachis. En la base de algunas capas de carbón se pueden observar también marcas de raíces -unas atribuidas a palmeras y otras a una planta desconocida- que penetran en las calizas de origen lacustre de abajo, lo que indica que estos lignitos tuvieron un origen distinto a los anteriores. En este caso, las turberas se formaron en los márgenes de lagos de agua dulce a partir de restos vegetales de plantas que crecían in situ. 

Bergacarpon viladricii, una nueva especie de planta fósil

Por otra parte, en los cielos abiertos de Fumanya se ha descubierto un nivel muy fino que presenta una gran acumulación de pequeñas semillas, de hasta unos 3 mm de longitud y con una densidad de unas 50.000 semillas por metro cuadrado. Este hallazgo se publicó hace unos meses en la revista Review of Palaeobotany and Palynology, en un trabajo encabezado por el investigador del ICP Josep Marmi. Se trata de una nueva especie que ha sido bautizada como Bergacarpon viladricii, en recuerdo del entusiasta naturalista berguedense Lluís Viladrich i Pons, quien descubrió los yacimientos de huellas de titanosaurio de Fumanya.

 

Llavors de Bergacarpon viladricii.

Las semillas corresponden a un solo tipo de planta, de la que sabemos que posiblemente fue una commelínida, grupo de plantas con flores en el que encontramos, entre otras, las palmeras, el jengibre o las lindes y los juncos. Dado que no se han encontrado otros restos fósiles, los investigadores no han podido detallar más cómo era Bergacarpon viladricii. En cualquier caso, estas semillas no están asociadas al origen del carbón.
 

Reconstrucción del paisaje

El conjunto de restos vegetales estudiados en los diferentes yacimientos de la sinclinal de Vallcebre también nos permiten conocer mejor cómo era el paisaje de esta región pirenaica hace entre 68 y 70 millones de años. Las capas de carbón se encuentran intercaladas entre capas de calizas de origen lacustre y margas orgánicas. A partir de estas y otras evidencias, los investigadores han podido interpretar ese ambiente pretérito como un sistema de humedales costeros formado por llanuras fangosas inundadas y lagos de agua dulce y salobre.

 

Reconstrucció del paisatge de Fumanya, al Berguedà, ara fa uns 70 milions d'anys.

En ese momento los Pirineos aún no se habían elevado y el relieve era completamente plano. Dentro de los lagos crecían densas poblaciones de unos tipos de algas llamadas carófitos. Las plantas vasculares crecían en las zonas pantanosas alrededor de los lagos de agua dulce y sus restos se podían acumular en forma de turba en estos ambientes, originando un carbón de tipo autóctono, o ser transportadas a otras áreas de los humedales más costeras, originando un carbón de tipo parautóctono. El estudio de esporas y pólenes fósiles ha permitido saber también que en estos ecosistemas había una notable diversidad de helechos.

La vegetación que vivía en estos humedales habitados por rebaños de titanosaurios era, pues, de tipo abierto, formada mayoritariamente por plantas de porte arbustivo (entre ellas helechos y coníferas Frenelopsis) y palmerasSabalites de hasta 14 metros de altura que no llegaban a formar bosques densos.

+ info  Villalba-Breva. S., Martín-Closas, C., Marmi, J., Gomez, B. & Fernández-Marrón, M.T. (published online 2012). Peat-forming plants in the Maastrichtian coals of the Eastern Pyrenees. Geologica Acta 10

+ info Marmi J., Gomez B., Villalba-Breva S. & Martín-Closas C. (2012). Bergacarpon viladricii gen. et sp. nov., angiosperm seeds and associated fruits from the early Maastrichtian of the eastern Pyrenees (Catalonia, Spain). Review of Palaeobotany and Palynology 171:83-94.

 

Reconstrucció titanosaure

 

Investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y de las universidades de Zaragoza, UAB, Manchester y Liverpool publican hoy en la revista PLOS ONE un trabajo que confirma que los titanosaurios saurópodos que vivieron en Fumanya (Berguedà) durante el Cretáceo Superior caminaban del mismo modo, independientemente de su tamaño. Estos resultados refuerzan la hipótesis de que estos animales presentaban unas características anatómicas únicas.

En este estudio liderado por Bernat Vila, investigador asociado del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), los paleontólogos han comparado el rastro de un pequeño titanosaurio saurópodo del Cretácico Superior que vivió hace unos 70 millones de años con otros que corresponden a ejemplares más grandes de la misma localidad. La comparación de los rastros ha permitido establecer una relación de causa-efecto entre la forma de caminar, el tamaño de las huellas y las proporciones del cuerpo.

Los titanosaurios son un grupo de dinosaurios saurópodos que presentan una disposición característica del fémur y la cintura pélvica que queda reflejada en los rastros que se han conservado en el registro fósil. Su paso era ancho y las icnitas dejadas por las patas de un lado están bastante separadas de las del otro lado. Las huellas fósiles de los pies son de forma pseudotriangular y muestran que los titanosaurios producían al menos cuatro impresiones de uñas, mientras que las que dejaban las manos eran mucho más reducidas y en forma de media luna.

 

Petjades fòssils de titanosaure a Fumanya

En el estudio que hoy publica la prestigiosa revista americana PLOS ONE, los investigadores del ICP han comparado rastros de individuos de diferentes tamaños y han demostrado que pertenecían a animales que presentan muchas similitudes geométricas en su constitución corporal. La amplitud observada entre las patas de un lado y otro de los rastros permite deducir que tenían unas proporciones corporales parecidas, a pesar de las grandes diferencias en el tamaño del cuerpo. Esto ha permitido concluir que los titanosaurios grandes y pequeños tenían una dinámica locomotora similar al desplazarse y que probablemente lo hacían de manera amblar (moviendo simultaniamente las patas del mismo lado). Todo ello refuerza la hipótesis de que los titanosaurios presentaban un conjunto de características anatómicas únicas entre los dinosaurios saurópodos.

Los saurópodos son el grupo de vertebrados terrestres más grandes que jamás han existido. Eran animales de alimentación herbívora con una cola y un cuello muy largo que les permitía llegar a la vegetación situada a más altura. Los titanosaurios que vivieron en Fumanya, en el Berguedà, podían llegar a medir hasta 15 metros de longitud y pesar hasta 15 toneladas.

Fumanya, yacimientos únicos de dinosaurios
Los yacimientos de Fumanya, situados en los términos municipales de Fígols y Vallcebre, fueron declarados Bien Cultural de Interés Nacional en el año 2005. El conjunto paleontológico incluye las antiguas explotaciones de carbón a cielo abierto de Fumanya Sur, Mina Esquirol, Fumanya Norte, Tumi. Este conjunto de yacimientos tiene una extensión de más de 38.000m2, donde se han identificado más de 3.000 huellas de dinosaurio, y huevos y huesos de dinosaurio y por esta razón, se le considera como uno de los yacimientos más importantes de Europa con restos fósiles de dinosaurios del Cretácico Superior.

+ info:  Bernat Vila, Oriol Oms, Àngel Galobart, Karl T. Bates, Victoria M. Egerton and Phillip L. Manning. “Dynamic similarity in titanosaur sauropods: ichnological evidence from the Fumanya dinosaur tracksite (southern Pyrenees)”. PLOS ONE http://dx.plos.org/10.1371/journal.pone.0057408

 

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Awards:

Excellence in research

With the support of:

logo icrea    logo ue

CERCA Center:

logo cerca b

xnxxarabsex

sexe libre

sexsaoy

sexjk

russian sex

afdalsex