La colaboración del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) con la empresa Omya que explota la cantera de Castellet i la Gornal (Barcelona), ha permitido extraer las 25 toneladas de sedimento de un yacimiento muy bien conservado de unos 16 millones de años de antigüedad. Hasta el momento, se han recuperado restos de carnívoros, bóvidos y roedores, lo que hace pensar a los investigadores que proporcionará muchos restos de interés científico. Se da la circunstancia que el Mioceno medio, tiempo geológico al que corresponde el yacimiento, es una época poco representada en Cataluña.

Un estudio publicado en la revista Scientific Reports por el paleontólogo Daniel DeMiguel del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) analiza el papel de la dieta en el origen y diversificación de las especies que llegan a una isla por primera vez. El artículo se centra en la evolución de Hoplitomeryx -un rumiante fósil que se caracteriza por tener cinco apéndices a modo de cuernos en la cabeza- que tuvo lugar hace 6 millones de años en Gargano (Italia). El estudio del desgaste dental ha permitido conocer su alimentación y analizar cómo evolucionaron las especies fósiles a lo largo del tiempo.

Algunes de les closques no estudiades fins ara de T. catalaunica

El investigador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont, Àngel H. Luján, realiza un exhaustivo análisis de los restos publicadas y otras no descritas hasta ahora de la especie de tortuga terrestre del Mioceno Testudo catalaunica encontradas en la cuenca del Vallès-Penedès. El artículo, publicado en la revista Zoological Journal of the Linnean Society, también corrige la posición taxonómica de varias especies fósiles de este género, la taxonomía y la sistemática del cual han sido bastante controvertidas entre la comunidad científica desde el siglo pasado.

Ángel Hernández Luján, investigador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), ha defendido hoy su trabajo de tesis doctoral para optar al título de Doctor en Geología por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). El tribunal ha otorgado la máxima calificación al estudio que ha desarrollado en los últimos años sobre las tortugas del Neógeno y Cuaternario de Cataluña y que se fundamenta en la descripción y atribución taxonómica de más de 1.400 restos fósiles.  

Reconstrucció del crani i de l’aspecte en vida del nou gènere i espècie d’hominoïdeu Pliobates cataloniae (Marta Palmero / ICP)

Un equipo de investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont describe en la revista Science el nuevo género y especie, Pliobates cataloniae, a partir de un esqueleto procedente del vertedero de Can Mata (els Hostalets de Pierola, Cataluña). Los restos corresponden a una hembra adulta a la que los paleontólogos han llamado “Laia”. Pesaba unos 4-5 kg, se alimentaba de frutos blandos y trepaba por las copas de los árboles colgándose eventualmente de las ramas. Tiene 11,6 millones de años y, en términos de parentesco, apenas precede la divergencia entre los homínidos (grandes antropomorfos y humanos) y los hilobátidos (gibones), por lo que tiene importantes implicaciones para reconstruir el último ancestro común de ambos grupos.

Ejemplar disecado de una ardilla voladora gigante de Japón (Petaurista leucogenys) del Museo Naturalis de Leiden (Holanda). (Isaac Casanovas).

En el yacimiento de la cuenca del Vallès-Penedès de Can Llobateres (Sabadell) coexistieron hasta cinco especies de ardillas voladoras durante el Mioceno superior, hace unos 9,7 millones de años. Así lo constata un artículo encabezado por el investigador Isaac Casanovas (Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont) publicado en la revista Palaeobiodiversity and Palaeoenvironments en un número especial dedicado al paleontólogo holandés Albert J. Van der Meulen.

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Amb el suport de:

logo icrea    logo ue

Membres de:

logo cerca b