El primer dinosaurio lambeosaurino de Europa vivió en los actuales Pirineos

Un artículo publicado en la revista Cretaceous Research describe en el yacimiento de Els Nerets (Tremp, Cataluña) los restos más antiguos de Europa de un dinosaurio lambeosaurino. El estudio cuenta con la participación de investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont y el Museo de la Conca Dellà y revela que este curioso grupo de hadrosaurios llegó a Europa proveniente de Asia unos 275.000 años antes de lo que se creía. Su irrupción en el continente europeo supuso importantes cambios en los ecosistemas del Cretácico europeo.

Los lambeosaurinos son un grupo de dinosaurios hadrosaurios (también conocidos como dinosaurios de pico de pato) que se caracterizan por una prominente cresta sobre sus cabezas, la función de la cual estaba relacionada con la comunicación. Consiste en una estructura hueca y posiblemente tenía un papel importante en la competencia sexual (como reclamo visual) y se cree que en algunas especies también servía para amplificar los sonidos que emitía el animal.

Hace unos 69 millones de años (durante el Maastrichtiense), los actuales Pirineos, Iberia y parte de Francia formaban una gran isla conocida como isla ibero-armoricana que formaba parte del archipiélago que durante el Cretácico fue Europa. Esta isla estaba dominada por grandes dinosaurios herbívoros de cuello largo conocidos como titanosaurios a la que llegaron los también herbívoros hadrosaurios provenientes de Asia. El estudio publicado en Cretaceus Research revela la presencia en el yacimiento de Els Nerets del primer hadrosaurio lambeosaurino en el continente europeo y supone que esta llegada se produjo unos 275.000 años antes de lo que se creía. La llegada de estos nuevos grupos de dinosaurios en la isla ibero-armoricana se produjo en momentos de descensos del nivel del mar, cuando las plataformas marinas quedaban expuestas y las áreas emergidas quedaban temporalmente conectadas, sirviendo de lugar de paso para las faunas.

La investigación está liderada da por el investigador Simone Conti (Universidad de Milán) que durante tres años participó en las excavaciones llevadas a cabo en el yacimiento de Els Nerets (Tremp, Cataluña) organizadas por el Museo de la Conca Dellà (MCD) y el Insitut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP). "Durante varias campañas en este excepcional yacimiento excavamos hasta 29 restos fósiles de este hadrosaurio lambeosaurino", cuenta Bernat Vila, investigador del ICP y el MCD. "Encontramos fragmentos de dentición, varias vértebras, restos de la pelvis y de las extremidades que pertenecieron por lo menos a tres individuos distintos", comenta el investigador..

Imagen 2. Distintos restos fósiles (no a escala) de hadrosaurio lambeosaurino de Els Nerets (A: Fémur, B: Ilion C: Vértebra dorsal, D: Diente)

"La presencia de hadrosaurios lambeosaurinos en el continente supuso una revolución en los ecosistemas del Cretácico europeo", comenta Albert Prieto-Márquez, coautor del estudio y especialista en hadrosáuridos. En pocos millones de años, los hadrosaurios se expandieron por todos los ambientes de la isla ibero-armoricana. "Desde el momento en que aparece el primer lambeosaurino, en el Pirineo encontramos decenas de yacimientos con sus restos fósiles, incluyendo también una gran profusión de huellas y rastros que acreditan que ocupaban distintos ambientes. Esto es una buena muestra del éxito evolutivo que tuvo este grupo", explica Prieto-Márquez.

Los dinosaurios de los Pirineos, los últimos de Europa

El registro fósil de dinosaurios en Cataluña es extraordinario. Los fósiles que proporcionan son el principal campo de estudio de los paleontólogos, y al mismo tiempo, representan una fuente inagotable de contenidos para los centros de interpretación y museos de la zona que divulgan un patrimonio paleontológico único. El interés por los dinosaurios pirenaicos radica en que se trata de los últimos grupos de dinosaurios de los que se tiene registro en Europa y aportan mucha información de los ecosistemas antes de la extinción masiva del final del Cretácico.

El ICP es un centro de investigación de referencia dedicado a la investigación en paleontología de vertebrados y la conservación y divulgación del patrimonio paleontológico que tiene como patronos la Universitat Autònoma de Barcelona y la Generalitat de Catalunya y forma parte de la institución CERCA (Centros de investigación de Cataluña).

El MCD (Isona, Pallars Jussà), es el centro de acogida del Parque Cretácico y es el escenario de un apasionante viaje en el tiempo. Este centro museístico ofrece la posibilidad de descubrir una zona que tiempo atrás fue ocupada por la cultura romana, y mucho antes, habitada por algunos de los últimos dinosaurios que pisaron el planeta.

Artículo original: Simone Conti, Bernat Vila, Albert G. Sellés, Àngel Galobart, Michael J. Benton, Albert Prieto-Márquez. 2019. The oldest lambeosaurine dinosaur from Europe: insights into the arrival of Tsintaosaurini. Cretaceous Research. DOI: 10.1016/j.cretres.2019.104286

Last modified on Martes, 26 Noviembre 2019 12:02
Rate this item
(0 votes)

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Guardons:

Excellence in research

Amb el suport de:

logo icrea    logo ue

Membres de:

logo cerca b