Melissiodon, el roedor más extraño del Vallès-Penedès

Los investigadores Silvia Jovells y Isaac Casanovas, del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP), revisan en un artículo publicado en el Journal of Vertebrate Paleontology el género de este primitivo pequeño hámster europeo, relativamente abundante en los yacimientos de la Cuenca del Vallès-Penedès y escaso en el resto de la península Ibérica. Sus dientes tienen una morfología peculiar, se caracterizan por presentar varias cúspides conectadas por puentes que generan un conjunto de pequeñas fosetas que recuerdan a los panales que hacen las abejas.

La familia de los cricétidos es una de las más diversas de entre los roedores. Incluye a más de 600 especies diferentes y es la segunda familia de mamíferos más numerosa del planeta. Entre otras formas, incluye a los topos, los hámsteres y los lemmings actuales, además de distintas especies extintas del Oligoceno y el Mioceno, hace entre unos 33 y unos 5 millones de años. Entre estas, se encuentra el género Melissiodon, un insectívoro que vivió exclusivamente en Europa. Sus restos en el registro fósil son bastante escasos y, hasta el momento, provenían principalmente de yacimientos alemanes.

El artículo publicado en Journal of Vertebrate Paleontology por los investigadores del ICP revisa los restos de Melissiodon hallados en distintos yacimientos de la cuenca del Vallès-Penedès. "Hemos encontrado que los restos de los yacimientos catalanes corresponden a la especie Melissiodon dominans", explica Silvia Jovells, la investigadora que lidera el artículo. "Vemos que, a diferencia de otros lugares de la península Ibérica, es una especie muy abundante en los yacimientos catalanes, probablemente porque durante el Mioceno se dieron unas condiciones ambientales más húmedas y boscosas que en el resto de la península y que favorecer su expansión", comenta Jovells. Este entorno habría propiciado una elevada abundancia de invertebrados, el alimento de este animal, probablemente insectívoro.

Su extinción en la cuenca del Vallès-Penedès hace unos 16 millones de años podría estar relacionada con un cambio del clima hacia unas condiciones más secas y con una estacionalidad más marcada que habría provocado cambios importantes en la composición vegetal de los ecosistemas del Mioceno. Los últimos registros de esta especie provienen del yacimiento de Sant Mamet, en Sant Cugat del Vallès.

El estudio de los roedores es muy importante en paleontología, no sólo para describir qué especies vivieron en el pasado y conocer su distribución sino porque su ciclo de vida corto y su rápida evolución permiten afinar en la datación de los yacimientos. "Nos ofrecen una información que difícilmente podemos obtener con otros métodos de datación", explica Isaac Casanovas. "Uno de los problemas es que son dientes muy pequeños y hay que ser muy cuidadosos con la técnica de lavado de sedimento para no nos pasen desapercibidos", ha explicado el investigador. En el caso de Melissiodon, por ejemplo, los yacimientos de la península hay que revisar cientos de especímenes para encontrar apenas uno o dos molares de este género", comenta.

Imagen principal: imagen de SEM (microscopio electrónico de rastreo) de un molar de Melissiodon del yacimiento Turó de les Forques 1.

Artículo original: Sílvia Jovells-Vaqué & Isaac Casanovas-Vilar (2018): A review of the genus Melissiodon (Cricetidae, Rodentia) in the Vallés-Penedès Basin (Catalonia), Journal of Vertebrate Paleontology. DOI: 10.1080/02724634.2018.1520714.

Last modified on Lunes, 03 Diciembre 2018 17:17
Rate this item
(0 votes)

Patrons:

logo generalitat        logo uab

Guardons:

Excellence in research

Amb el suport de:

logo icrea    logo ue

Membres de:

logo cerca b